Sharing is caring!

Hace alrededor de 9 años nace Airbnb (acrónimo para airbed and breakfast), conocida como una de las compañías de alojamientos más grande del mundo. Su característica particular es que este título se lo ha ganado sin ser dueño de los activos inmobiliarios que ofrece, pero ¿cómo lo hace? esto es posible gracias a que entendieron y aplicaron el concepto de economía colaborativa que está haciendo que gigantes empresas tradicionales en todo el mundo empiecen a rediseñar sus modelos de negocio para mantenerse competitivas vs empresas como Uber, Wikipedia o Couchsurfing que ahora empiezan a liderar los mercados en los que participan.

¿Qué es AIRBNB?

En resumidas cuentas, es una página web que conecta viajeros de todo el mundo con anfitriones locales en más de 191 países. Lo que lo hace diferente versus un alojamiento tradicional es que te ofrece precios por debajo del promedio de un hotel, pues puedes alquilar directamente a personas locales, comunes y corrientes, desde una habitación compartida a una propiedad completa para ti o un grupo de viajeros. Para los gustos más exquisitos también hay todo tipo de alternativas diferentes como, por ejemplo, castillos medievales, apartamentos ultra lujosos con vista de ensueño, estadía en barcos privados, etc.

Airbnb a finales del 2016 expandió su modelo de negocio y ahora además de ofrecer alojamientos sin ser dueño de ninguno de los inmuebles, dio en el clavo para ayudar a los millennials a alcanzar uno de sus mayores propósitos en la vida: coleccionar experiencias y no cosas. Ahora Airbnb acondicionó su plataforma para permitir que cada persona o empresa pueda ofrecer experiencias realmente diferentes y únicas a las personas que quieran ir de viaje a su ciudad.

Bajo el tagline “Te espera un mundo de viajes inolvidables” Airbnb busca ser la fuente de búsqueda oficial para los que quieren viajar diferente, por ejemplo, ¿qué tal ir a cantar bajo la luna en una majestuosa montaña que queda a pocos minutos de distancia y solo la conocen las personas que viven en la ciudad? ¿que tal una experiencia de entrenamiento samurái de 2 días en Tokio dada por un experto en arte samurái y coreografía que trabajó en películas como Kill Bill? ¿O una experiencia de 3 días en Londres para aprender todos los secretos del baile de burlesque con una vedette profesional? Con Airbnb se puede vivir cada ciudad de una forma única y más real, se puede vivir en una casa o apartamento típico del lugar, interactúas con personas locales (tu host) que te dan consejos sobre sitios a visitar que son distintos a los sitios a los que todos los turistas visitan y te permite disfrutar la ciudad como si vivieras en ella.

Sin duda, Airbnb ahora quiere ayudar a los millennials a tener más historias que contar.

En Colombia Airbnb se acerca a los 4 años y ya ha alcanzado cifras muy envidiables, como, por ejemplo, en Bogotá ofrece más de 2.333 apartamentos y habitaciones que equivalen al 9% de la capacidad hotelera de la ciudad, y en Cartagena representa el 13% de la misma.

Escrito por:

Jorge Correa

Especialista de inteligencia de negocios

Haz clic aquí para conocer su perfil

Déjanos un comentario

shares