Sharing is caring!

Esta historia de autoconocimiento nos habla sobre nuestras dualidades, sobre nuestro clon de luz y vida y sobre nuestro clon de oscuridad y muerte y nos ayuda a entender como al tener los dos en su justa medida podemos lograr grandes cosas. No se trata de elejir, es más un tema de equilibrio y de conciencia.
Esta antigua historia Cherokee dice así…
Un joven Cherokee corre hacia su abuelo. Acaban de cometer una injusticia hacia él y está lleno de ira y enfado. El viejo guerrero, sentado a la orilla de un arroyo, le dice … déjame contarte una historia,….
– Yo también , a veces, he sentido un gran odio por los que han tomado tanto sin ningún pesar por lo que hacen. Pero el odio te desgasta, y no le hace daño a tu enemigo. Es como tomar tu el veneno deseando que tu enemigo muera. He luchado contra estos sentimientos muchas veces. Es como si tuviera dos lobos dentro de mi.
Dentro de cada uno de nosotros está ocurriendo una pelea, una pelea terrible entre esos dos lobos y la misma pelea está ocurriendo dentro de ti también. Uno es blanco y el otro es negro. Uno está lleno de rabia y lucha contra todos incesantemente.  Es la ira, la envidia, la tristeza, el pesar, la avaricia, la arrogancia, la autocompasión, la culpa, el resentimiento, el sentimiento de inferioridad, la mentira, el falso orgullo, la superioridad y el ego.
El otro lobo es bueno y no hace ningún daño a nadie. Vive en armonía con todo lo que le rodea y no se ofende cuando no hubo intención de ofensa. Es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la serenidad, la humildad, la bondad, la benevolencia, la empatía, la generosidad, la verdad, la compasión y la fe. A veces es difícil vivir con estos dos lobos dentro de mí, pues los dos tratan de dominar mi espíritu.
Tras meditarlo un minuto, el muchacho mira intensamente a los ojos de su abuelo y le pregunta:
-«¿Cuál lobo ganará? «
El viejo Cherokee, sonrie y responde,… «Aquel al que alimentes».
STOP: Este es el final popular que las personas le han dado a esta increíble historia de autoconocimiento, incluso si ya la habías escuchado mencionar de seguro te abrás quedado con este final, ahora bien, ampliemos la perspectiva, el significado nativo original es mucho más poderoso y en la tradición Cherokee la historia prosigue y termina así…
El viejo Cherokee sonrió y respondió,… «los dos ganan».
Si escojo alimentar únicamente al lobo blanco, el negro se esconderá detrás de cada esquina esperando a que me distraiga o este débil. Saltará para conseguir la atención que ansía. Estará siempre enfadado y siempre luchando contra el lobo blanco.
Pero si también reconozco las cualidades del lobo negro, él es feliz y el lobo blanco es feliz. Todos ganamos. Porque el lobo negro también tiene muchas cualidades; la tenacidad, el coraje, la valentía, una fuerte determinación y un gran pensamiento estratégico, cualidades que a veces necesito y de las que el lobo blanco carece.
Pero el lobo blanco tiene la compasión, el cuidado, la fuerza y la capacidad de reconocer lo que es en el mejor interés de todos. Ves hijo, el lobo blanco necesita al lobo negro a su lado. Por otra parte alimentar solo al lobo negro te desgasta y te envenenas a ti mismo con tanta ira, por eso el lobo negro también necesita de la energía del lobo blanco a su lado.
Alimentar tan solo a uno mataría de hambre al otro y ese se volvería incontrolable o ausente. Alimentar y cuidar a ambos significa que te servirán bien y no harán nada que no sea parte de algo bueno, algo vital,.. de algo más grande.
Alimenta a ambos y no habrá más lucha interna por tu atención. Y cuando no hay una batalla en el interior se pueden escuchar las voces del saber profundo que te guiarán en la elección de lo que es correcto en cada circunstancia.
La Paz y el equilibrio, hijo mio, son la misión Cherokee en la vida. El hombre que tiene paz y equilibrio interior lo tiene todo. En cambio el hombre desgarrado por una guerra interna no tiene nada. La forma en la que elijas interactuar con esas fuerzas opuestas dentro de ti determinarán tu vida. Puedes intentar matar de hambre a uno o al otro, … o puedes decidir alimentar a ambos.
FIN.
¿Qué te ha parecido esta historia de autoconocimiento? ¿Amplió tu forma de ver las cosas?
Escrito por:
Antonietta Carruyo
@coachkreativo
shares